Laboratorios Farmasa, S.A. de C.V. / Búfalo No. 27 • Col. del Valle • 03100 • México, D.F. Tel: (52 + 55) 5200 2680 Fax: (52 + 55) 5200 2685
 

Consulte a su médico
El extracto vegetal
• Introducción
• ¿Qué son los fitofármacos?
• El extracto vegetal. El principio activo de los fitofármacos
• Factores que determinan la calidad de un extracto vegetal
• No todos los extractos son iguales
• Indicaciones principales para el empleo de los fitofármacos
• Investigación sobre fitofármacos
El principio activo de los fitofármacos
1
1

Mientras en el caso de un medicamento químico el principio medicamentoso activo es un compuesto químico (molécula), en el caso del fitofármaco el principio activo proviene de una preparación vegetal, en general, un extracto.

El carácter especial de los extractos vegetales es que a partir de una misma planta se pueden obtener extractos diferentes con principios activos variados, lo esencial es la parte vegetal que se emplea.

Por ejemplo, los frutos pueden contener principios activos fitoquímicos totalmente diferentes de las raíces o de las hojas, de la corteza o de las flores.

También depende del solvente empleado para extraer una parte vegetal definida. El agua disuelve los principios hidrosolubles de una parte vegetal específica; el alcohol o acetona disuelve los principios activos liposolubles. Mezclas de alcohol y agua, en relaciones cuantitativas y cualitativas diferentes, disuelven, según la proporción de mezcla, los principios activos hidrosolubles, así como liposolubles de una parte vegetal específica.

Los extractos de planta se diferencian no solamente por medio del solvente primario empleado, sino también por los pasos de preparación empleados.

La extracción a partir de una planta vegetal con un solvente primario proporcionan, en primera instancia, un extracto bruto o bien, un extracto general no tratado. Si se emplea éste en un fármaco, se define como principio farmacéuticamente activo.

Sin embargo, si este extracto bruto se trata adicionalmente mediante pasos de purificación, es decir mediante la eliminación de partes fitoquímicas específicas no deseadas, o bien, mediante concentración de principios activos importantes deseados, entonces se obtienen extractos especiales óptimos, a diferencia del extracto bruto.

Antes se empleaban esencialmente procedimientos de extracción sencillos para la preparación de fitofármacos. Hoy en día, una característica de los fitofármacos modernos es contener extractos especiales optimizados, en donde se evidencia la “estructura interna” de las partes fitoquímicas en forma específica para incrementar la eficacia, el efecto y también la tolerancia de los extractos en cuestión.

En caso de terapia con fitofármacos se debe establecer lo siguiente:
Según la parte vegetal empleada y el método de extracción se obtienen extractos muy diferentes a partir de una sola planta, los cuales pueden diferenciarse en forma importante en relación con sus constituyentes fitoquímicos.

Por tanto, no se obtiene un solo extracto (principio activo) a partir de una planta determinada.